Estas lesbianas se conocieron en una discoteca y luego de ahí se fueron directo a un hotel, en la habitación paso todo lo que tenia que pasar luego de una noche de alcohol. Ellas estaban bien excitadas y fue solo llegar y ponerse a escuchar música para que la ropa desapareciera y se pusieran a follar como hacia tiempo no lo hacían.