Estas dos lesbianas estaban durmiendo muy a gusto, sonó el despertador y antes de irse al trabajo, se montaron un tremendo polvazo, en donde las podéis ver quitándose la ropa, besandose muy rico, chupándose las tetazas y comiéndose el coño una a la otra hasta correrse a chorros…