Dos lesbianas se ponen muy cachondas a la hora de cocinar y en vez de trabajar en el restaurante no han aguantado sus ganas de follar y sin importarle nada ahi mismo donde cocinan se han puesto a tocarse sus coños húmedos hasta penetrarse con unos grandes dildos.