Dos lesbianas pasan sus días tras las rejas, pero no los pasan tan mal , Y así cualquiera con una compañera de celda así y con los mismos gustos. Ya que a ambas les encanta el sexo lesbico, y por las noches cuando todas duermen es cunado ellas pueden disfrutar de un rico coño mojado excitado y poder llegar a unos orgasmos inimaginables.