Dos hermosas lesbianas desde hace mucho tiempo se conocían ya que van al mismo gimnasio y se tenían ganas desde el primer día que se vieron. Por suerte para ellas se volvieron a encontrar en el gimnasio y a solas, no dudaron ni un instante y follaron duramente sin importarles si vendría alguien.