Todas las lesbianas siempre tratan de seducir a sus amigas heterosexuales y siempre caen, tal y como nos lo demuestra esta lesbiana pelirroja que la podéis ver convenciendo a su hermosa amiga, al principio la rechaza, pero insiste y la pone tan cachonda que acaban por montarse tremendo polvo, donde le come las tetas y el coño.